06 diciembre 2012

Navidad 2012

Trigésimo primer aniversario. Tantas cosas he dejado ya atrás. Tantos proyectos, ilusiones, esperanzas, sacrificios por futuros mejores, amistades, personas, decisiones, cambios, aprendizajes, propósitos incumplidos y cumplidos, tantas primeras veces ... Aquí estoy, caminando hacia el fin, donde sé lo que me espera. Tal vez las personas que sentimos haber alcanzado algún tipo de tranquilidad interior no somos ambiciosas, no tenemos grandes aspiraciones, ni realizamos grandes proyectos. Una especie de apatía no provocada por la pereza sino por la calma del espíritu nos asimila en su gobierno silencioso del mundo. http://www.youtube.com/watch?v=r-BGxUi2rU4