27 noviembre 2007

A la Amada Inmortal

Te quiero infinitamente. No sé cómo hablarte sin parecer un loco ni un tarado, cuando por el contrario al estar contigo me siento el más afortunado de todos los seres que existen. Tú eres todo lo que necesito, todo lo que anhelo. Eres inexplicable para mí, despiertas sentimientos y sensaciones indescriptibles. Mis palabras apenas pueden dibujar una mera sombra de lo que eres capaz de provocar en mí. Eres salvaje, irracional, sublime, sentimental, elevada, pasional, eres pura energía espiritual. Cuando te tengo a ti, no necesito nada más, todo se desdibuja y pierde importancia, hasta el punto de que desaría renunciar a la vida y al universo y vivir para siempre en el paraíso contigo. Me haces perder la ilusión por cualquier cosa que no seas tú, todos mis proyectos se desvanecen cuando estoy contigo. Las leyes y las reglas y las costumbres y los convenios no son nada en tu presencia. Si tú me faltas por unos días, me consumo como una llama sin oxígeno, como una vela solitaria, como una planta sedienta en el desierto, como un pájaro sin alas... y cuando te recupero tengo ganas de llorar y de agradecer mi existencia y la tuya y nuestra perfecta unión. Eres la felicidad más completa, la única, eres trascendente de este mundo, la conexión entre la realidad, la fantasía, las distintas realidades, entre el todo y la nada. Sabes lo que necesito en cada momento, me satisfaces hasta en aquellos deseos que no conozco, me elevas al infinito, me golpeas con puños de placer, ya no soy yo cuando estoy contigo, y no quiero ser yo, porque yo es algo viejo, usado y ficticio, y en cambio tú y yo es pura poesía del alma, es matemática radical, es trascendencia adimensional, es un sacrilegio sacramental, es eternidad instantánea, es caerme de bruces contra el suelo y estar en el cielo, es sentirme todo.

Te quiero a mi lado, para siempre. Te amo, y nuestro amor me impide querer a nadie más si no quiero la parte que de ti hay en todo lo que existe. Tú me has enseñado a amar, tú me has enseñado a vivir, tú eres el sentido de la vida y de la existencia, tú eres la respuesta, el principio y el fin y el alfa y el omega. Tú inspiras cada movimiento de este puñado de átomos.

Eternamente tuyo, enternamente mía, eternamente nuestros.

7 Comments:

At 1:35 p. m., Anonymous Al meu aire said...

A pesar de que te defines como alguien muy individualista, guardas mucho dentro, y quizá por recelo quizá por miedo, eres el continente de un puñado de sensaciones que egoísta (y lógicamente) guardas para vos, aunque de vez en cuando derramas un trocito de esa esencia que te mantiene a flote en forma de actualización, y así conectar de un modo 'íntimo-público' con el exterior, pudiendo participar de tus emociones. Y si además hay feedback se crean cosas nuevas, subjetivas pero sinceras, e igual de válidas, nacidas de dos focos de constante inspiración.
Fdo: un tipejo extraño

 
At 1:39 p. m., Blogger Joel Fleischman said...

Tienes razón, este es un medio idóneo para salvaguardar cosas y a la vez dejar escapar algo sin derramar todo el contenido jeje

Somos mu complicaos los seres humanos jeje

 
At 9:22 p. m., Anonymous MM de planetamurciano.tk said...

Ya era hora de ke te me declararás!
Llevaba esperándolo mucho tiempo...... ;-p

 
At 11:43 p. m., Blogger Joel Fleischman said...

Juas juas ya sabes que te quiero MM!! Deberías saberlo ya :D

FIETA LERELEEEEEE

 
At 10:56 a. m., Blogger Tano said...

¿Esto no lo has sacado de la Pelicula?
¿Es la carta de la peli de Beethoven no?
¿Immortal Beloved?
Sacame de la duda xq lo estaba leyendo y pensando, ¡esto lo he vivido!

 
At 1:09 p. m., Blogger Joel Fleischman said...

Jjeje, la única frase de Beethoven, es la del final, la de Eternamente.... El resto es mío, aunque claro, lo ha inspirado la carta de Beethoven.
Me alegro que te haya gustado ;) jeje viva la música!!

 
At 2:41 p. m., Blogger kirisocio said...

Texto único!
pasate y firma si te apetece un saludo!
;)

 

Publicar un comentario

<< Home