31 diciembre 2006

Propósitos de Año Nuevo:


PROPÓSITOS PARA NO CUMPLIR:

- Salvar al mundo (sociedad occidental de países desarrollados) de amenazas terroristas, invasiones alienígenas y catástrofes naturales.
- Hacer que todo el mundo sople mucho hacia la tierra a ver si conseguimos evitar el calientamiento del planeta.
- Enseñar música a los motores de los coches para que en vez de hacer ruido toquen sinfonías, óperas, música celta y religiosa y así la gente esté menos estresada cuando vaya a trabajar.
- Vivir en los árboles como los monos y así no habría especulación urbanística, porque tendríamos que plantar muchísimos árboles para poder vivir en ellos y dejar de construir edificios y así invertiríamos el cambio climático y haría buen tiempo en todas partes, incluso en el Polo Norte.
- Colocar espejos grandísimos en el hiperespacio para que reflejen la luz de las estrellas y nos llegue la luz de los soles lejanos de otros sistemas y otras galaxias y así poder ver amaneceres a todas horas y de muchos colores.
- Enseñar a todos los niños a tocar un instrumento de música, y cuando se quieran pelear ponerse a tocar juntos. Que las peleas de los mayores consistan en un duelo de virtuosismo.
- Que las fiestas en las que la tradición manda sentarse a una mesa a pegarse el atracón de comida consistan en que cada uno se lleve la música que le guste y todo el mundo baile con la música y se deje la comida para otro día. Luego descansar y charlar y luego a seguir bailando.

2007.

28 diciembre 2006

Tomar decisiones

Vivir consiste básicamente en tomar decisiones. El acto de escoger entre distintas alternativas y encaminarse por una de ellas hasta llevar nuestro propósito a su final, es algo que consciente o inconscientemente tenemos que hacer todos los días. Algunas decisiones son automáticas, se convierten en hábitos, y no son muy trascendentales para el individuo, como por ejemplo, comer, dormir a unas horas determinadas, etc... El verdadero intríngulis se plantea cuando estamos ante una elección no habitual en la que sabemos que de nuestra decisión depende nuestro bienestar futuro.
Hay que matizar varias cosas. En primer lugar, muchas veces las alternativas nos vienen impuestas, en ese caso no hay que preocuparse por esta cuestión, y simplemente hay que predecir los pros y los contras de una u otra alternativa y decidirse por una de ellas, todo a la luz de los valores personales de cada uno (yo valoro más la amistad, pues yo la familia, pues yo el amor, pues yo el trabajo, yo la seguridad ante todo, a mí me gusta el riesgo y ganar pasta, etc).
Por otro lado, hay veces que nosotros mismos tenemos que ser los que decidamos previamente entre qué alternativas podemos decidir, valga la rebuznancia. Ahí es donde hay un punto de escape para la angustia que puede suponer tomar una decisión, ya que es posible que con imaginación encontremos una vía mejor que las que se nos ofrecían al principio.
Decidir implica abandonar una posible vía, o muchas, rechazar, negar un futuro probable, pero a la vez ganar otras oportunidades. Es un proceso común y necesario en el ser humano y hay que aprender sobre todo a ser coherente con nuestras decisiones.
Como curiosidad, hay una parte del sistema nervioso, no recuerdo bien su nombre, que une el sistema límbico, centro de las emociones que sentimos como alegría, dolor, tristeza o amor, con las áreas superiores del cerebro, la corteza cerebral, que es la que nos permite tomar decisiones y planificar. Pues bien, esta historia es complemente real. En una operación que se le tuvo que realizar a un paciente se le tuvo que seccionar este cuerpo de nervios que une ambas partes del cerebro (emocional-abstracta, a grandes rasgos). Pues bien, la operación fue un éxito y el comportamiento del individuo era aparentemente normal. Sin embargo, cuando tenía que tomar decisiones tan básicas como qué ropa ponerse o qué tomar de desayuno, esta persona comenzaba a divagar y a evaluar infinidad de pros y contras hasta que al final no conseguía decidirse, hecho que no se había observado hasta la operación. Lo cual muestra la importancia de las emociones a la hora de tomar decisiones.

25 diciembre 2006

NAVIDAD


Hoy es un día luminoso, y no sólo porque el dulce sol de diciembre luce espléndidamente en su camino por el cielo, sino porque celebramos en familia la esperanza del nacimiento, la ilusión del niño que sonríe por las luces, los regalos y las atenciones de sus padres, con los que tan poco puede disfrutar normalmente, la renovación de los afectos y los lazos familiares, los reencuentros con amigos que teníamos descuidados...

Una época estupenda para salir a pasear, disfrutar de la ilusión que todos ponemos en agradar a los demás, en adornar las calles y nuestras casas, en ponernos guapos para disfrutar de las celebraciones, para escuchar el Mesías de Haendel, una obra universal pero que en navidad se deja escuchar con especial interés.

A todos los que estéis enamorados, y seáis correspondidos, disfrutad de ese bien único que es agua fresca en el desierto y que es la visión para el ciego y las piernas para el cojo, comida para el hambriento y cariño para el desamparado. Los que no seáis correspondidos, salid de vuestra congoja y obsesión y admirad el mundo, en toda su amplitud, no sea que perdáis nuevas oportunidades que no se recuperarán. A los que no estéis enamorados, cuidado con las flechas de Cupido porque no es más que un niño cruel y malicioso al que hay que perdonar sus cuantiosos errores por sus benditos aciertos. Y aquellos que siendo amados no puedan devolver el cariño que se les brinda, sed comprensivos y sobre todo muy sinceros.

22 diciembre 2006

Estamos en Navidad,


la época de los tópicos, del márketing disfrazado de galas benéficas, del consumismo desatado y enfebrecido, de los buenos deseos, de las comilonas bestiales, de viejos conflictos familiares olvidados y sacados de nuevo a la luz, de personas solitarias viendo la televisión sin un amigo o una familia con la que compartir unos días de amor....


Pero no nos dejemos llevar por las apariencias. Además de la Navidad, que hoy por hoy en nuestro país llega a ser incluso más laica que el propio Estado, se cierra el año, y es tiempo de realizar balance de lo que ha sido el 2006 y del nuevo horizonte que amanece al albor un año con dígito de rima fácil.


Este año para mí ha sido fundamental en mi vida. Ha sido un auténtico turning point. Mi existencia se ha visto afectada por hechos tales como acabar la época de estudiante y ponerme a trabajar, entre otros. He tenido algunas pruebas, he conocido a mucha gente, ha habido grandes momentos y ha habido bajones increíbles. Nunca olvidaré este 2006 que se cerrará dentro de poco y en el que he tomado con fuerza las riendas de mi vida. Puedo concluir que me he superado a mí mismo, he llegado más allá de dónde se esperaba que pudiera llegar.


Amanece el 2007, ya puedo escuchar las campanadas, el cava, las copas, la música y el zumbido atontador (atronador) de la fiesta. Vistámonos con nuestras mejores galas, con caras sonrientes y ojos brillantes, para recibir este año que nos traerá todo aquello que deseemos fervientemente, aunque sea el deseo de no desear nada. Amémonos como él nos amó, evitemos el sufrimiento y el miedo, cantemos y bailemos, que mañana ayunaremos, riamos y trabajemos, luchemos y aprendamos, leamos y divirtámonos y encontrémonos para conocernos y para ayudarnos.


Que la música suene siempre en vuestros oídos y en vuestro corazón.



18 diciembre 2006

Un avión que no partirá,
una aventura que no se realizará,
un viaje que no se disfrutará,
un camino que no se hollará,
unos amigos que no se encontrarán,
un cariño que no nos unirá,
un paisaje que no se admirará,
una canción que no se escuchará,
un amor que no germinará,
una historia que no se contará,
una herida que no sanará,
un dolor que no atormentará,
un silencio que todo lo ahogará,
una nada que todo llenará.


13 diciembre 2006

Noticias varias
En primer lugar una estupendísima noticia. Siempre he creído que es mejor prevenir que curar, y ahi va una buena manera para controlar una de las grandes epidemias de nuestro siglo:

http://www.elpais.com/articulo/estudios/concluyen/circuncision/masculina/reduce/riesgo/infeccion/VIH/elpepusoc/20061213elpepusoc_12/Tes

Ojalá sirva para que se puedan salvar muchas vidas y para atajar alguno de los problemas de ese continente olvidado que posiblemente sea el origen de nuestra especie.

En segundo lugar, para rebajar la seriedad y la trascedencia de la primera, ahi va otra noticia bastante chistosa jaja los famosos son la pera. Aunque no conozcáis a esta, Nicole Richie, puede que os suene, o ella o su amiguita Paris Hilton, la hija del dueño de los hoteles Hilton. Vaya una borracha descarriada hija de papá

http://www.elpais.com/articulo/gente/Nicole/Richie/detenida/conducir/ebria/elpepugen/20061212elpepuage_2/Tes


Y la siguiente es buenísima. Un tío que se creía Frenando Alonso y que "por un despiste", según alega la defensa, resulta que se puso a 260 km/h. Ginew, según tus cálculos ¿cuánto tardaría en hostiarse? jaja

http://www.elpais.com/articulo/mucho/iria/140/elpepuesp/20061213elpepiult_1/Tes


Bueno ya está bien de actualidad por ahora